Los beneficios de la música son innumerables, pero también es una gran herramienta para trabajar valores como la tolerancia, el respeto o la Paz y si además nos divertimos, mucho mejor.

Este curso tan peculiar, echamos mucho de menos poder compartir estos momentos juntos. Por eso, desde el área de música, queremos hacerlo como más nos gusta, con un baile que a todos nos encanta y que se ha convertido en un himno de unión entre países en estos duros momentos.

 

Desde aquí, me gustaría dar las gracias a las familias de los alumnos/as confinados y los/as tutores que han ayudado para que esta actividad sea posible.

¿Os apuntáis a nuestro reto?